Solo 11 jugadores de los 916 que habían comenzado el Main Event del partypoker LIVE MILLIONS Russia RUB318,000 (~$4,700) 2018 fueron los encargados de dirimir quién debía ser el campeón en las instalaciones del Sochi Casino and Resort. Finalmente, fue el embajador de partypoker Anatoly Filatov el que levantó el trofeo, un victoria que llegaba solo unos días después de su cumpleaños. Para lograrlo, Filatov superaba a Gor Kazaryan en su propia casa y se hacía con el mayor premio de su carrera como jugador, 60 millones de Rublos, más o menos 887.000$.

Antes de este resultado, Filatov ya había conseguido más de 2,1 millones de dólares en premios a su nombre, incluyendo dos victorias en eventos de partypoker. Se quedó cerca de llevarse otro trofeo en el la Caribbean Poker Party 2017, donde terminó segundo en el 5.300$ Finale por 165.000$, justo antes de lograr un 11.º puesto en el 10.300€ High Roller partypoker MILLIONS Grand Final Barcelona y un séptimo puesto en el partypoker MILLIONS North America C$10.300 Finale (C$60.000).

El 2018 Unibet Open Bucharest €1,100 Main Event ya tiene nuevo campeón. Anton Vinokurov, nombre que nos recuerda al del mítico ciclista, se las apañó para hacerse con una espectacular victoria tras dominar la última jornada de principio a fin. Finalmente, fue el último jugador en pie de los 592 participantes, lo que le permitió hacerse con un premio de 103.060€.

Cosmin Cimpeanu fue el runner-up, mientras que la dos veces ganadora del Unibet Open Bucharest Ladies Event, Carmen Zainescu, fue tercera.

Una vez más, Mikita Badziakouski alcanzó la perfección. Tras conseguir el trono de las Triton en Montenegro hace ahora tres meses, Badziakouski volvió a las Triton Super High Roller Series, esta vez en Jeju, Corea del Sur. Allí, se impuso a un field de 55 jugadores para terminar haciéndose con un premio de HK$41,250,000, una recompensa que supone algo más de 5,2 millones de dólares, o lo que es lo mismo, el cuarto mayor premio de la historia del póker entregado fuera de las World Series of Poker.

"Me siento genial. Generalmente, sueles estar muy cansado después de un torneo duro, así que la mayor alegría llegará en los próximos días", decía el campeón.

Más de diez horas de batalla necesitó John Cynn para superar a Tony Miles en un heads-up para el recuerdo que le permitió ganar el Main Event de las World Series of Poker (WSOP) 2018 y un premio de 8,8 millones de dólares tras superar a un field de 7.874 jugadores.

Esta victoria significa también una historia de redención para Cynn, que en 2016 terminó en la posición 11 y no pudo alcanzar la mesa final no oficial, ni la última oportunidad de ser November Nine, tras ser eliminado por Gordon Vayo.

"Es muy diferente", dijo Cynn, pensando en los dos resultados. "Quiero decir que en realidad no piensas que pueda suceder. Quedar el 11 es una locura, y ganar, eso es literalmente algo con lo que sueñas, pero nunca esperas que suceda. Ahora mismo estoy abrumado".

Después de tres días de juego, Jessica Dawley fue coronada como campeona del Evento #57: $1.000/$10.000 Ladies No-Limit Hold'em Championship.

El torneo reunió a 696 jugadoras de todo el mundo, aunque el hecho de que todas las participantes de la mesa final fueran de Estados Unidos deja bien claro de donde eran la mayor parte de las participantes. Para lograr esa impresionante victoria, Dawley tuvo que superar, entre otras, a Jill Pike en el heads-up, lo que le permitió hacerse con su primer brazalete de oro de las WSOP, y con un premio de 130.230$.

Después de una de las batallas de desgaste más duras vista en la historia de las World Series of Poker, Jeremy Wien salió victorioso del Evento #20: $5.000 No-Limit Hold'em, en el que superó a un field de 518 jugadores y se hizo con un premio de 537.710$.

"Es muy surrealista. Nunca esperé que esto sucedería, pero soñé con ello", decía Wien.

 
Copyright © 2018 AsoPoker - La página oficial del poker en latinoamérica. All Right Reserved.
Powered By AsoPoker